En las próximas semanas se celebrará el II  Encuentro de la Red de Mujeres por una Transición Energética Ecofeminista. Hablamos con Paca Blanco, histórica activista ecologista, para que nos explique cómo están organizando el encuentro que será en Sevilla del 22 al 24 de noviembre.

Pregunta: ¿Quienes estáis organizando el encuentro y en qué va a consistir?

Paca Blanco: Somos una red, llamada Género y Energía, que tuvimos ya un encuentro en Bilbao hace un año. Creemos conveniente que las mujeres sigamos luchando por el tema de la energía y que no se quede en el olvido. Tenemos varios grupos de trabajo. Y van a venir otros 15 grupos de mujeres que quieren venir al encuentro. Mujeres de agroecología, mujeres de minería, mujeres por la emergencia climática se han sumado hace poco.

Pregunta: ¿Por qué las mujeres tenemos que estar en la lucha por la energía?

Paca Blanco: Yo soy de área de energía de Ecologistas en Acción; soy también de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético; hemos hecho las últimas páginas de la ILP de la PAH sobre el suministro energético. ¿Qué ocurre? Que cada vez que hay una conferencia o algo que discutir sobre energía, iban hombres. Y cuando les preguntábamos a los hombres que por qué no iban mujeres, nos contestaban que no habían mujeres metidas en estos temas. A estas contestaciones hicimos un llamamiento por la red, a todas las mujeres que quisieran organizarse para visibilizarnos y mostrar que sí estamos trabajando en ello, y respondieron 110 o más mujeres que querían encontrarse en Bilbao. De aquel encuentro salió algo muy importante, algo que se ha quedado relegado por lo que está pasando en este país: que la energía no es un negocio, sino un derecho. La vivienda también es un derecho y nos desahucian. Pero que se considerara la energía como un derecho.


Pregunta: ¿Qué alianzas crees que se tienen que generar entre el movimiento feminista que está en las calles y el ecologismo?

Paca Blanco: Me alegro de que me hagas esa pregunta. Yo estoy viendo que estamos divididos por parcelas. Yo soy pensionista, feminista, ecologista… y tengo más “istas”. Entonces creo que debemos de mezclar esas parcelas. Las mujeres, las que tenemos en las manos la vida, tenemos que pelear por ser ecologistas, porque el planeta es la casa común, somos las que tenemos que luchar por vivir en un mundo donde podamos respirar, beber agua y sembrar la tierra.. ¿Qué menos?. Como somos las que damos la vida y cuidamos la vida, tenemos la obligación y la necesidad de ser además de feministas, ecologistas.

Pregunta: Dado que llevas mucho tiempo luchando por un mundo sostenible, ¿Qué nos puedes decir de lo que estás viendo con la emergencia actual del ecologismo?

Paca Blanco: Con los movimientos juveniles por la emergencia climática estoy muy contenta. Este movimiento no puede irse abajo por los egos, hay que apoyarlo y auparlo. Las mujeres, las feministas, tenemos que estar ahí. El caso de Greta Thunberg demuestra otra vez que cada vez que hay un liderazgo de mujer en algún movimiento, se nos intenta machacar. Greta es uno más, que está aportando muchísimo, ha sido capaz de levantar a la gente joven con su discurso. Esta chica tiene capacidad de llegar a muchos jóvenes, quizás diciendo lo mismo que ecologistas que llevamos treinta años. Pero si ella lo ha conseguido, que se la escuche, hay que apoyarla.