¡Bienvenidas a Trelew, Chubut!!, ¡Bienvenidas al Encuentro más austral de la historia de los encuentros!

Ilustración de Meri Castillo

“Compañeras, mujeres, mujeres trans y travas, lesbianas, bisexuales, tortas y no binaries, estudiantes, trabajadoras, ocupadas, precarizadas y desocupadas, jubiladas, trabajadoras rurales, campesinas, mujeres de organizaciones sindicales, barriales, de DDHH y políticas, auto-convocadas, mujeres de pueblos originarios, afrodescendientes, migrantes y de Latinoamérica toda: ¡Bienvenidas a Trelew, Chubut!!, ¡Bienvenidas al Encuentro más austral de la historia de los Encuentros!”

Con esta amplia llamada han convocado este año las organizadoras del 33º Encuentro Nacional de Mujeres en Argentina al que, como cada año, han asistido decenas de miles de mujeres de todos los rincones del país. De Tierra del Fuego a Jujuy, de Mendoza a Corrientes las mujeres recorren miles de kilómetros para asistir tres días al año al Encuentro, donde calientan motores debatiendo sobre temas que van desde la más acuciante actualidad a los más profundos y clásicos del movimiento feminista.

Este evento, ya histórico en Latinoamérica, marca la agenda de las conquistas de las mujeres en Argentina y fue la chispa que encendió el 8 de marzo de 2018 en todo el mundo con la convocatoria de El Paro de Mujeres argentinas en 2017.

Desde La Penúltima queremos recoger la vivencia de este encuentro desde los distintos ángulos. Algunas mujeres que asisten desde los inicios del Encuentro nos dan sus testimonios sobre cómo se gesta esta iniciativa que comenzó con apenas unas decenas de mujeres y año a año se ha ido haciendo cada vez más multitudinaria: este año asistieron más de cincuenta mil mujeres a Chubut. Hablamos también con las mujeres del colectivo de la resistencia villera La Poderosa que nos cuentan cómo se organizan para introducir en El Encuentro una perspectiva barrial sumando nuevas ideas a un feminismo de base y multicultural.

EL DESPEGUE DEL ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES

Nairobi, Kenia, durante la clausura de la Década de la Mujer de Naciones Unida

Cuqui Fer, participante desde sus inicios, nos cuenta cómo surgió la iniciativa de organizar un gran encuentro anual de mujeres de todo el país:

El Primer Encuentro Nacional de Mujeres se realizó en Buenos Aires los días 23,24 y 25 de mayo de 1986. La iniciativa había tenido como punto de partida el Foro de Organismos no Gubernamentales llevado a cabo  en julio de 1985, en Nairobi, Kenia, durante la clausura de la Década de la Mujer de Naciones Unidas.

Un grupo de argentinas que asistieron volvieron impactadas por las injusticias relatadas allí, especialmente por participantes de Asia, África y América Latina. Conocedoras de la situación que padecemos las mujeres en Argentina, de subordinación y discriminación, en muchos casos rayana con la esclavitud, sumado a la ausencia casi total de mujeres en las listas de los distintos partidos políticos, sin la posibilidad de acceder a funciones de importancia y de decisión, fue el detonante para la idea de realizar en nuestro país este primer Encuentro.

Lanzada la iniciativa por un grupo, 43 mujeres se auto-convocaron y conformaron la «Comisión Promotora» para ese Primer Encuentro del año 1986. Entre ellas hay feministas; a título personal, radicales, socialistas, comunistas, revolucionarias, peronistas, de organizaciones de derechos humanos, mujeres católicas, desarrollistas, conservadoras, de diferentes edades, desde muy jóvenes hasta adultas mayores.

Todo se fue concretando con absoluta horizontalidad y con abstención de cualquier representación. Fue decisión unánime de las organizadoras, trabajar sin una estructura de mando

Discurso del acto de clausura del primer Encuentro

Nos cuenta también la compleja logística de acoger a miles de mujeres en la ciudad anfitriona, los sacos de dormir y colchones hinchables llenan polideportivos, colegios, centros culturales…:

Elegida la sede del próximo Encuentro podemos decir que ya está disparada la organización. El nuevo municipio anfitrión, que va cambiando cada año, tendrá que tener en cuenta todos los detalles de la preparación; para lo que hay que contar con que en cada Encuentro se suman más mujeres y se agregan nuevos temas, en el último ya fueron 73 temas, hay que elegir las comisiones que llevarán a la práctica la organización, la propaganda, la financiación, el alojamiento y las viandas para las que lo necesitan, buscar lugares para realizarse los talleres considerando cuales son los talleres más convocantes y cuántas aulas se van a necesitar. Sabemos que en cada aula pueden funcionar unas 40 mujeres, hay temas como el aborto que suele llegar a 25 aulas, otros, como mujer y trabajo 6-7 aulas, Mujer y Violencia, 12-15 aulas, Mujer y deuda, mujer y crisis económica…El pedido de coordinadoras para cada taller y tantos temas más…

Fotografía de Celina Mutti Lovera

Entre el primero y segundo día ya es tradición realizar «la peña del Encuentro». Es nuestra fiesta, la alegría de encontrarnos, de reencontrarnos, de prometernos no bajar los brazos y de sumar nuestras conquistas.

Por último, cerramos con la MARCHA!!!!! Decenas de miles de mujeres recorremos las calles de la ciudad, voceamos y cantamos las consignas que nos unen. A mí me gusta: «QUÉ MOMENTO, QUÉ MOMENTO, A PESAR DE TODO LES HICIMOS EL ENCUENTRO»

Cuqui Fer,
psicóloga social, participante y coordinadora de talleres desde los inicios del Encuentro Nacional de Mujeres

Fotografía de Natacha Pisarenko

LOS ENCUENTROS IMPULSAN LAS CONQUISTAS DE LAS MUJERES ARGENTINAS

Hemos obligado a reformar la legislación de familia, por ejemplo, Ley de divorcio vincular, Igualdad de los hijos ante la ley, Pensión de viudedad aunque no haya matrimonio, Ley de cupo femenino, Ratificación del tratado sobre todas las formas de discriminación de la mujer, Ley de prevención de Violencia Machista, Ley de Salud Reproductiva. Se aprobó el aborto en determinadas situaciones, violación, peligro de vida de la madre.

Susana Longheirapsicóloga social, participante y coordinadora de talleres desde los inicios del Encuentro Nacional de Mujeres

LOS PILARES DEL ENCUENTRO

Mirta Juárez nos explica cuáles son los ejes que estructuran el contenido del Encuentro, los consensos básicos, y su carácter crítico con los sucesivos gobiernos:

Son siete los pilares que dan forma el encuentro: plural, democrático, horizontal, federal, autónomo, auto-sostenido y auto-convocado, a los cuales en el último Encuentro se le agregó un octavo: encuentro plurinacional ¿Por qué? Al realizarse por primera vez en la Patagonia, en la provincia de Chubut, en la ciudad de Trelew, surgió con fuerza el debate de las reivindicaciones de nuestros pueblos originarios. Planteados por las mujeres de la nación Mapuche, mayoría en la región, pero con el reconocimiento de las 36 etnias o naciones que habitan el suelo argentino.

La Marea Verde por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito

Desde hace varios años, los Encuentros instalaron la consigna sobre el aborto: «EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR, ABORTO LEGAL PARA NO MORIR». Es una lucha larga y difícil. Este año logró entrar al Parlamento y obtuvo la media sanción en la Cámara de Diputados, posteriormente en el Senado no se aprobó. Seguiremos luchando hasta lograr que el aborto sea legal, en hospitales públicos, clínicas, etc. En condiciones de higiene y realizado por profesionales. Hoy es clandestino, el aborto existe y las mujeres que mueren son las pobres, que recurren a una persona no idónea y que lo realiza con métodos arcaicos, sin condiciones adecuadas y limpias. La lucha continúa.

Este año en el Encuentro se expresó la fuerza de la marea verde,por los pañuelos de ese color que llevamos, que nos dejó la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, y para seguir reclamando la Emergencia Nacional Ya en Violencia contra las Mujeres. A esta lucha se sumaron miles de jóvenes, lo que permitió así este año que se sumarán también al Encuentro, muchas de ellas por primera vez. Y hemos comprobado que ninguna mujer vuelve igual a su casa luego de participar en los Encuentros. El corazón de los Encuentros son los talleres, en los cuales muchas mujeres encuentran el clima donde, por primera vez, se animan a contar sus dolores. Es ahí, durante los tres días, donde esas mujeres exponen los problemas que enfrentan y su protagonismo en las principales luchas que recorren el país.

Podríamos sumar a lo expresado que, a pesar de las continuas crisis de tipo económica, política y social que atravesó nuestro país, siempre logramos realizar los encuentros, tuvieron todos ellos un tinte opositor a los gobiernos de turno.

Mirta Juárez, psicóloga social, participante y coordinadora de talleres desde los inicios del Encuentro Nacional de Mujeres

LAS PODEROSAS SE ORGANIZAN

La Poderosa es una organización barrial que cuenta con alrededor de ochenta Asambleas autónomas en Argentina y otros puntos de Latinoamérica. Su lucha para combatir las desigualdades sociales y económicas desde la primera persona, construyendo espacios propios donde elevar la voz de todas las gargantas que son acalladas por los poderosos, tiene como protagonistas a las mujeres. Como no podía ser de otra manera Las Poderosas participan del Encuentro; nos cuentan cómo se organizan para asistir al mismo y cuales son sus aportaciones particulares trasladando la importancia de un feminismo villero de base, inclusivo, plurinacional y combativo.

Las Poderosas se preparan para el Paro Internacional de Mujeres en Los Pumitas

De nuestro feminismo reivindicamos la capacidad de lucha de las villeras, que con tantas adversidades logran salir adelante y organizarse para poder planificar su vida a pesar de las dificultades y falta de oportunidades. La alegría con la que luchamos y el compartir lo poco que tenemos

Viviana Morelvecina y trabajadora de la Casa de la Mujer de la Villa 21.24

El Frente de Géneros de La Poderosa nos cuenta cómo se organizan para asistir al Encuentro:

Frente de Géneros de La Poderosa; !Feminista, Popular y Plurinacional!

Al Encuentro asistimos todas las compañeras mujeres, lesbianas, trans y travestis que participamos de las distintas asambleas territoriales (más de 79 en las 24 provincias de Argentina y resto de Latinoamérica), de los distintos espacios del Frente de Géneros, cooperativas, talleres de educación popular, etc. Nos organizamos con meses de anticipación para poder recaudar los fondos que implica el traslado en colectivo al punto donde se define que se realice el Encuentro.

En el 2017 fue en Chaco, bien al norte de nuestro país, y este año en Chubut, en el Sur patagónico. Hay asambleas que viajaron más de 40 horas de ida y 40 de vuelta para estar presentes. Con voluntad y organización, logramos estar. Aunque claro, el factor económico nos impide ir todas las que quisiéramos. También hay muchas compañeras madres de muchxs niñes, lo que inhibe la participación de muchas de ellas también. Este año a Chubut fuimos más de 450 poderosas las que estuvimos presentes.

Con meses de anticipación, vemos cuáles son las compañeras comprometidas en los distintos espacios a las que les gustaría participar, por asamblea se arma un número estimativo y un presupuesto, y se pautan distintas actividades autogestivas para poder cubrir los gastos: peñas, festivales, bingos, ferias de comida, venta de productos cooperativos, gestiones con organismos públicos, etc.

Dependiendo de cada asamblea coordinamos con otras organizaciones por el tema del traslado para compartir colectivos. Cada asamblea es autónoma, tanto en sus decisiones como en sus responsabilidades, por lo que la gestión depende de las propias ideas de las vecinas de cada barrio, aunque haya una planificación económica a nivel nacional.

Cada compañera elige en qué taller participar según sus experiencias, deseos, interés. Todos los años, absolutamente todas las asambleas que participamos, tenemos Pre Encuentros, donde comentamos con las compañeras que viajan por primera vez la historia de los Encuentros de Mujeres, la dinámica y los talleres. Debatimos entre las interesadas en un mismo taller qué mirada tenemos como mujeres villeras sobre el tema del taller, según nuestras experiencias y realidades, y la construcción política de nuestra organización. Una vez allí, vamos todas juntas las interesadas de las distintas provincias al taller, para intercambiar ideas con el resto del movimiento feminista.

En cada una de las ciudades donde se realizó el Encuentro tuvimos compañeras feministas que participaron de la Comisión Organizadora del mismo. Sin embargo, nuestro Frente de Géneros es relativamente nuevo en relación a lo histórico del Encuentro (nuestro Frente fue parido en el año 2015). Esperamos el año que viene, en la Ciudad de La Plata, poder tener una participación activa en la organización del mismo, proponiendo incluso nuevos talleres pensados desde los barrios.

Encontrarse entre miles y miles de mujeres, lesbianas, trans y travestis, de todas las edades, puntos del país (incluso otros países), de distintas construcciones políticas, sectores sociales, campesinas, indígenas, disidentes, etc., siempre es una experiencia por demás fructífera. No obstante, el debate es parte de la práctica política, para todxs aquellxs que no entendemos a la misma como dogmática, sino en continua transformación. Consideramos que hay incluso muchas diferencias -privilegios- al interior del movimiento feminista, y nuestro feminismo villero viene también a discutir aquellos privilegios de clase, no sólo los que poseen los varones. Por supuesto que esta mirada es ampliamente compartida por los distintos feminismos populares, de base, y nosotras aportamos nuestra mirada particular construida a partir de nuestra realidades como mujeres, trans, lesbianas, travestis, disidentes, migrantes, analfabetas, pobres, originarias, de barrios no urbanizados, explotadas, desempleadas, históricamente marginadas.

La marcha que cierra el 33 Encuentro Nacional de Mujeres y abre el año de lucha

Se despide el Encuentro en una marcha multitudinaria al grito de NI UN MINUTO DE SILENCIO cuyo eco se llevaran las mujeres organizadas a todos rincones del territorio argentino.